lunes, 7 de marzo de 2016

El dilema de los gobernadores del PJ ante la aprobación del Mandato Griesa

El gobierno y los medios de comunicación concentrados, están ejerciendo una enorme presión sobre los gobernadores del PJ para que instruyan a los legisladores de sus provincias a aprobar los DNU de Márquez. 
Es a través del mensaje subliminal y muchas veces explícito de todas las estructuras del gobierno y de los medios masivos de comunicación planteando que solo habrá dinero para las provincias cuyo legisladores aprueben los DNU.
Los dirigentes políticos argentinos de absolutamente todos los partidos y facciones, incluidos los radicales pro PRO, y los propios miembros del PRO, saben con certeza lo que ocurrirá si el país vuelve a incrementar su endeudamiento.
O piensan que es cierto que se está buscando deuda productiva, deuda para infraestructura, deuda para el crecimiento?
Creemos que no saben que todos los endeudamientos de la historia de los países dependientes son y han sido solamente para beneficio de los sectores menos productivos: la intermediación exportadora y financiera?
Los gobernadores saben perfectamente que lo más posible es que no vean un peso, a pesar de todas las promesas que les hagan y que por mas papeles que se firmen, serán borrados impiadosamente con una mera resolución o con un decreto.
También saben que la exigencia de pago en efectivo por parte de los Buitres está asentada en la certeza de que habrá nuevos embargos propiciados en cualquier parte del mundo por cualquiera de los buitres que no acuerden y posiblemente por aquellos que habiendo acordado en los primeros cierres, encuentren un tribunal “permeable” a sus reclamos. Lo que hará que obtener la tierra prometida de la catarata de créditos enormes y baratos, se postergue, como los 40 años en el desierto. Solo habra crédito caro y lleno de grandes comisiones.
Los gobernadores del PJ que apoyen los acuerdos con los buitres, se están suicidando, porque la política central del PRO en lo económico consiste transferir recursos a los sectores concentrados y monopólicos y bajar el costo del salario en dólares, lo que inexorablemente repercutirá en las economías regionales (provincias) pues la se achicará la demanda inexorablemente y comenzaran todas las lacras conocidas que generan las políticas neoliberales.
Y desde el punto de vista político, los gobernadores peronistas perderán irremediablemente las próximas elecciones por tres motivos indudables:
1. Perderán el voto del llamado núcleo duro de kirchnerismo que no puede valuarse por abajo del 30 % del electorado nacional (recordemos que el 49 % de las últimas elecciones fue obtenido a pesar de la activísima militancia a favor del PRO, por parte de Massa, de De la Sota, de los Rodriguez Saa, Moyano, Barrionuevo, Puerta, Venegas etc., que ya está incorporado al 51 % del vendedor de globos y del cual se ya se están bajando espantados, una enorme cantidad de votantes arrepentidos de haber hecho caso a esos dirigentes. Porque por ejemplo, ¿qué kirchnerista votará a los candidatos a diputados de Schiaretti o de de la Sota en 2017, o a gobernador en 2019, si ellos ahora hacen que sus legisladores accedan a votar el nuevo megacanje?
Como hará el legislador del Movimiento Evita Ricardo Vissani para seguir dando quórum a quienes voten por el nuevo megacanje?
2. Porque serán rigurosamente discriminados en el reparto del Gobierno Nacional, cosa ya demostrada con los beneficios especiales a Larreta, Vidal y Morales.
3. Porque serán destrozados por Clarin en beneficio de sus opositores Pro y Radicales
.
A los gobernadores les pueden jurar lo que quieran, pero ¿quien duda de que todo el esfuerzo del Gobieno Nacional y de los medios concentrados estará dirigido a que triunfen los radicales conservadores y del PRO en las próximas elecciones legislativas y de Gobernadores.
¿O Schiaretti cree que tendrá el apoyo de Clarin y del Gobierno Nacional en su futuro enfrentamiento contra Mestre o Baldacci?
Verdaderamente para cualquier gobernador peronista, ayudar a bajar la ley cerrojo; a sellar una Corte adicta; a consolidar el monopolio mediático de Clarin; a garantizar la recesión, etc., es exactamente igual a meterse un tiro en la bolas.
Dudo de que así ocurra.
Y si ocurre, ellos pierden.
Nosotros ya perdimos y estamos siendo sometidos a todos los escarnios posibles, sin que ellos se inmuten.
Alguien duda de que luego vienen por ellos?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios: