viernes, 27 de marzo de 2009

Acto y discurso de Carlos Zannini en Cordoba, con motivo de la creación del Centro de Estudios Miguel Angel Mozé



EL 21 DE MARZO ESTUVIMOS EN LUZ Y FUERZA


SE LANZÓ EL CENTRO DE ESTUDIOS Y FORMACIÓN POLÍTICA "MIGUEL ANGEL MOZÉ"


Al Acto realizado en Luz y Fuerza el sábado 21 de marzo asistieron más de 500 compañeros. Fue un Acto emotivo, donde participaron los militantes del FPT-EVITA y al que se sumaron compañeros de otras fuerzas que comparten la defensa del Proyecto Nacional.

Dijeron presente los compañeros militantes del PERONISMO CORDOBÉS, LA CÁMPORA, PERONISMO 26 DE JULIO, DESCAMISADOS y otros.

El intendente municipal DANIEL GIACOMINO, la diputada nacional PATRICIA VACA NARVAJA, la Secretaria de Articulación de Políticas Institucionales del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación INÉS PÁEZ, el secretario de desarrollo social de la Municipalidad HORACIO VIQUEIRA, el secretario del SUOEM RUBEN DANIELE, la Secretaria de Unión Obrera Gráfica HILDA BUSTOS, el Director de Derechjos Humanos de la Municipalidad compañero VITÍN BARONETTO y otros dirigentes participaron del encuentro. Se leyeron adhesiones de la Ministra de Desarrollo Social compañera ALICIA KIRCHNER y de la Senadora Nacional HAYDE GIRI.

Fueron oradores el compañero HUMBERTO VERA (Peronismo Cordobés), el compañero MARTIN MOZÉ ACOSTA (hijo del "Chicato", quien además presentó un video con imágenes de su padre y su actividad militante al frente de la JP Región III), el compañero MIGUEL "GALLEGO" APONTES (en nombre del FPT-EVITA, organizadores del Acto) y el compañero CARLOS "CHINO" ZANNINI (Secretario Legal y Técnico de la Nación).

PALABRAS DEL CRO. CARLOS ZANINI (SECRETARIO LEGAL Y TECNICO DE LA PRESIDENCIA DE LA NACIÓN) EN EL ACTO 21 DE MARZO-LANZAMIENTO DEL CENTRO DE ESTUDIOS Y FORMACIÓN POLÍTICA “MIGUEL ANGEL MOZÉ” ORGANIZADO POR EL FRENTE POLÍTICO Y TERRITORIAL EVITA-F.P.T. EVITA

“Yo quisiera poder expresar en palabras todo lo que siento esta noche aquí. Es como una caravana de recuerdos y de ideales, no?.

Este es un lugar mítico de la política cordobesa y les tengo que confesar que nunca pensé que podría tener un auditorio que me escuchara a mí. Ustedes saben que mi fuerte no son los discursos.

Cuando yo me enteré que en Córdoba había un grupo de compañeros que querían ponerle a un centro de formación política “Miguel Angel Mozé” me dije “yo quiero estar ahí”. Me puse en contacto con ellos, tuvimos una reunión. En algún momento preguntaban como va a ser el acto, como te parece; mira: yo quiero estar ahí por el “chicato” Mozé, porque es una persona que me acompañó durante toda la vida, y no sería justo que se hiciera un homenaje y yo no estuviera presente.

Entonces, yo vengo a este acto por dos motivos: el primero, y el más importante, siguiendo la figura de Miguel Angel Mozé y el segundo vengo a este acto por mi profunda vocación política, por mi profunda vocación de creer que es la política la herramienta que los pueblos tienen en la mano para poder cambiar sus realidades.

A mí, si ustedes me permiten ser coloquial, yo no nací en el mismo barrio que el “chicato”Mozé, no milité junto con el “chicato”Mozé, compartimos muy pocas horas de nuestras vidas y he tenido en el “chicato”Mozé un maestro: lo primero que me enseñó el “chicato”Mozé fue resistir la tortura y lo segundo que me enseñó el “chicato”Mozé fue a ser fuerte en los ideales. Dejenme que les cuente segundos de una vida, porque nunca tuvimos una oportunidad de saber que era uno y que era otro, que pensaba uno y que pensaba otro. Porque yo lo escuché cuando lo torturaban al “chicato” Mozé, puedo decir que a él lo torturaron mucho más que a mí, y nos vinimos a conocer por la triste circunstancia que quienes nos torturaban nos pusieran en una oficina juntos, encapuchados, y nos hacían poner crema para diluir los hematomas que nos hacían las torturas que habíamos sido objeto. Cuando no quedaba nadie, en la noche hablamos y nos juramentamos en esa oficina oscura de la D2 a construir un mundo sin torturas. Nosotros que la habíamos sufrido la tortura, que la seguíamos sufriendo, queríamos hacer algo en la política que ayudara a que en el mundo no hubiera tortura.

Para mí eso, su fortaleza, para no dar ni siquiera la dirección donde vivía, que se descubrió después de tres días, me enseñó entonces que a esos ideales por los que habíamos luchado valían la pena, y por más que nos hicieran daño, por más que estuviéramos al borde de la muerte, teníamos que confiar en que esos ideales nos daban fortaleza moral para sobrevivir a cualquier tortura, y que éramos más importantes que nuestros torturadores, más importantes que los que nos castigaban, porque no iban a poder cambiar nuestras ideas, torcer el rumbo de la política. Y este acto, que se haga un Centro de Formación Política que lleve el nombre de él, me ratifica a mí que los que teníamos razón en la D2 éramos él y yo y no los que nos torturaban.

Y ahora, después de esta pequeña anécdota, que marca que una persona pueda llevar el recuerdo de otra, por la intensidad de lo que se vive en el tiempo compartido. Yo siempre guardo muy buen recuerdo de él, se lo he contado a quien a querido escucharlo, y lo he mantenido muy vivo en mis recuerdos, compartirlos con ustedes para mí era lo más importante esta noche.

Dejenme ahora que despunte mi otro vicio: la política, porque creo tenemos que hablar mucho de política, tenemos que pensar mucho la política, creo que tenemos que actuar coordinadamente para tener resultados políticos.

El mundo que conocimos se está cayendo virtualmente en mil pedazos. No va a resurgir un mundo igual al que nosotros conocimos. De este proceso de crisis que vive el mundo va a parirse otro mundo. Que tipo de mundo es el que va a surgir luego de esta crisis es lo que nosotros tenemos que discutir, lo que nosotros tenemos que intentar, buscar.

Los hechos no ocurren nunca mágicamente, ocurren por causalidad. Nosotros tenemos que ser parte de esa causalidad, para que este mundo después de esta crisis sea más diverso, más plural, más cooperativo, menos subordinado, más multilateral, donde haya lugar para muchas ideas y no un pensamiento único. Nosotros, a causa del tremendo error que significó creer que el dinero podía producir dinero por sí, sin tener ligazón con la actividad productiva, asistimos hoy a la gigantesca caída de los mercados bursátiles de todo el mundo y los sistemas financieros del mundo.

Nadie sabe con certeza a cuanto va a caer el mundo y cual es el valor de la crisis, ni que hacer . Lo que es muy claro es que no me parece que los que llevaron al mundo a esta situación, tengan la capacidad como para sacarlo de ese problema; porque este problema lo crearon ellos por ser fieles a sus paradigmas. Sus paradigmas, lo que acaba de caer es ese fundamentalismo de mercado. Ese fundamentalismo de mercado nos llevó donde estamos y no vamos a poder salir con ese fundamentalismo de mercado. Tenemos ahora que re-pensar el mundo y es en ese marco donde nos damos cuenta que lo que nosotros pedíamos: presencia del Estado, regulación del sistema financiero, modificación de los esquemas de los organismos multilaterales de créditos, es lo que tiene que hacer el mundo para poder impedir que esta caída de valor, que esta pérdida de valor, arrastre a todas las economías del mundo. Es decir, en esta lucha el sur, Latinoamérica, argentina y dentro de argentina los que formamos parte de espectros muy amplios, de ideales comunes, progresistas y que quieren realmente trabajar por los intereses populares y nacionales son los que tienen la razón en esta discusión. No tenían la razón los que decían que los mercados financieros se iban a terminar auto-regulando e iban a derramar riqueza sobre el resto de la sociedad. No tenían ninguna razón los que decían que había que achicar el Estado hasta hacerlo desaparecer. No tenían ninguna razón los que nos decían que era antiguo pensar que no había solidez nacional en medio de una gran globalización.Yo creo que esta caída de los mercados mundiales actualiza la idea de tener nación, de tener estado, y defender los intereses populares.

Yo creo que el mayor problema que tiene la República Argentina es la falta de igualdad. La falta de igualdad es el problema que corroe hasta el último rincón de este país, y hasta que no tengamos justicia social no vamos a tener un país que pueda seguir avanzando hacia su futuro con firmeza.

Esta crisis tiene tres vías de contagio. Esas vías de contagio son las que voy a hablar ahora, pero también quiero hablar de las grandes fortalezas que Argentina tiene para enfrentar esta crisis.

La primera vía de contagio de esta crisis es el sistema financiero. El sistema financiero se ha caído; el que más depende del sistema financiero internacional más se cae con él. Tenemos en Latinoamérica los que funcionaban con la deuda en los mercados financieros. Todo funcionaba, abrieron sus economías para que libremente entraran y salieran los capitales. Muestro el ejemplo de Brasil, muestro el ejemplo de Chile. Es allí donde más ha sufrido la crisis financiera, el increíble retiro de fondos que hubo desde el comienzo de la crisis hasta la fecha. ¿Porqué Argentina no sufre eso? Porque Argentina prefirió encaje de capitales, le puso límites, dijo no al capital especulativo y sí al capital productivo para hacer maquinaria de trabajo en el interior de la Argentina. Ese diferente comportamiento entre la economía argentina, brasilera y chilena se explica en esa simple razón: nosotros como ya sufrimos la crisis financiera en el 2001, en donde se cayeron el sistema financiero en el mundo y se fue rearmando luego sobre otras bases de iliquidez. No tenemos temor a que el contagio venga por la vía financiera.

La segunda vía de contagio es la vía fiscal: países como el nuestro tienen una larga historia de haber tenido grandes déficits fiscales que hacía que, para poder sostener de su propio estado, tuvieran que requerir financiamiento internacional para poder hacerlo. La Argentina no está en esa situación. La Argentina tiene superávit fiscal nacional y provincial, sobre todo en el orden nacional. Y, además, cuenta con reservas internacionales y además ha reprogramado su deuda, le ha pagado al F.M.I., ha reestructurado con quita su deuda con bonistas y además ha reprogramado la deuda que vencía, que era anterior a la crisis, que venía con la Alianza, que vencía en el 2012.

Ha conseguido Argentina financiamiento y está preparada para que el 2009 y 2010 no tenga requerimiento de endeudamiento para poder subsistir. De modo que si la crisis no se prolonga demasiado el problema fiscal no va a ser una vía de contagio. Donde sí puede haber una vía de contagio es en el intercambio comercial que es otra, porque a consecuencia de la crisis dejan de existir muchos mercados internacionales o se restringen, y muchos toman en la protección de sus economías, en el compre-nacional una fortaleza.

De modo que, nuestro comercio internacional puede llegar a sufrir algún tipo de restricciones. Pero no tiene porque venir de allí el contagio porque tenemos que fortalecer el mercado interno para que, viviendo bien el argentino mantenga la producción y se prepare para salir al mundo con productos al mercado si fuera necesario, y eso es lo que está haciendo la Presidenta cada vez que sale con empresarios. .

Pero no es tan sólo allí la fortaleza que la Argentina tiene para enfrentar esta crisis. Yo creo que la mayor fortaleza que tiene la Argentina es la voluntad política y que, expresado por la Presidenta de la Nación de defender el trabajo nacional, el trabajo argentino, de no hacer pagar la crisis a los que menos tienen. Y esto, es verdaderamente revolucionario en la política argentina.

Así como la Argentina vivió una historia de aislamiento constante sobre la base de la donde unos pocos hacían sus negocios y el pueblo pagaba todo, y Néstor Carlos Kirchner le puso fin a esta lógica, porque esta vez le vamos a pagar mucho menos a los bonistas y no van a pagar los pobres de la Argentina. Es Cristina quien dice “esta deuda no la va a pagar el pueblo argentino”, que es necesario que los que más ganan tengan en este momento que retener trabajo, retener trabajadores, tratar de detener el menor daño a la economía y que, fundamentalmente, cuidarse cada puesto de trabajo e invertir lo que sea necesario para crear nuevos puestos de trabajo.

La Argentina no puede quedar sin fuentes de trabajo, la igualdad no puede combatirse sin trabajo y no hay posibilidad alguna para un país que retrocede.

De modo que yo rescato esto con un valor diferencial y fuerte valor para defensa del interés de la Argentina. Argentina no va a aplicar la receta a la que continuamente nos tuvieron acostumbrados los centros internacionales de poder que ha sido”ajuste hacia dentro” para poder pagar las cuentas externas.

En esto es lo mismo. No es trasladando. No es pagando la crisis los que menos tienen como se sale de ella. Se sale de ella fortaleciendo el mercado interno ya sea que vayan a la estimulación de la actividad, de préstamos, de compra de artículos, de todo lo que se viene haciendo en función de la actividad del mercado interno; y también dando un giro brusco en lo que ha sido la relación Nación-provincias, como lo que significa este reparto de los derechos de exportación que históricamente nunca había sido compartido por la Nación.

Aquí hay mucha sangre argentina, aquí hay mucha lucha argentina:unitarios y federales, el interior contra la capital, que se da vuelta, y por primera vez en la historia argentina, luego de que en 1988 cuando se hizo la ley de coparticipación, se dejó que quedaban excluídos los derechos de exportación-importación de ese reparto de coparticipación. La Presidenta, en una medida que la distingue, dispuso que esos derechos de exportación que la Argentina cobra, tienen que llegar hasta el último municipio de este país. Esto por sí sólo es el 11,5% la transferencia de recursos del orden nacional a los distintos órdenes provinciales.

Ya había dicho en campaña alguna vez, y creo que Néstor Kirchner, y algún periodista lo había criticado por eso, que iba a mejorar la coparticipación de la Provincia de Buenos Aires. La coparticipación histórica de la Provincia de Buenos Aires con esta medida recupera Cuyo, como la recupera Córdoba, como la recupera Santa Fe, el total de las provincias argentinas. Esta medida yo no sé si se ha comprendido en su profundidad, pero tiene en sí misma el símbolo de lo que estoy hablando: enorme voluntad para que la crisis no la paguen los que menos tienen, para que la crisis la banquemos entre todos, poniendo más los que más tienen.

Hay un defecto que vienen sufriendo muchos políticos argentinos que muchas veces uno no sabe si están defendiendo intereses, o haciendo política, y la mayoría de las necesidades se da cuenta que lo que está haciendo en vez de hablar de política es defender intereses.

No se votó ni se levantó la nacionalización del correo, no se acompañó la nacionalización del agua, de lo que es hoy ALSA, no se acompañó de la oposición, a pesar de tenerlo en sus plataformas políticas, la transferencia de la administración de los fondos de los jubilados, de sectores concentrados de la economía a los representantes del pueblo. No se acompañó, pareciera que no se va a acompañar, los sistemas de comunicación audio-visuales que acaba de anunciar la Presidenta en La Plata. Y uno, muchas veces, ve a políticos que se adhirieron a estas cuestiones desde el punto de vista de los intereses. Se olvidan de su propia historia, y sobre todo se olvidan de la defensa del pueblo que debiera ser su obligación, porque muchas veces, más allá que uno sea peronista, de que uno sea radical, de que uno sea independiente, intransigente, socialista, comunista, más allá del lugar que ocupen en la política argentina, lo primero que tienen que ver es donde está el interés del pueblo y lo último en discusión política es ver como se sirve mejor los intereses del pueblo, no a los intereses concentrados. Y a mí, me duele escuchar a personas que acaban de manifestarse, por ejemplo, en el tema de los sistemas de comunicación audio-visual, van a terminar de defender a los intereses más concentrados de la economía con tal de hacerle algún daño al gobierno, como si esto fuera una cuestión que pueda tener que ver sólo con el gobierno. Por aquí pasa el como vamos a seguir haciendo política en Argentina, por aquí pasa porque nivel de democracia vamos y hasta donde va a llegar.

Es revolucionario, es una revolución en paz que podamos discutir hasta codo a codo y por todo el país cómo debe ser el sistema de comunicaciones audiovisual en Argentina. No todos saben que este sistema todavía es de la dictadura, nadie se puso a pensar que diseño tiene que tener para que el poder de decisión esté cada vez más presente en lo local, en lo federal, no en los medios. De modo que no tiene que preocuparse nadie por que esta ley no va en contra de nadie en particular, salvo los que constituyen un monopolio y están trabajando aún en violación a la propia ley para que esta discusión no hable. Lo que queremos hacer que la comunicación audiovisual le abra la voz a las ONG sin fines de lucro, que le abra la voz a las religiones, que le abra la voz a los partidos políticos, que se abra desde la conducción de los gremios, que permita que se abra a la sociedad civil.

No solo que se gane dinero, que no está mal ganar dinero, está bien que continúen ganando dinero, tienen que saber conciliar el interés por el lucro, con el interés por lo social que los medios tienen que tener.

Y esto no es crecimiento del Estado, esto es crecimiento del individuo, es crecimiento del ciudadano, es crecimiento de todos nosotros. Por eso, me parece que sería muy bueno, que muchos políticos se saquen la careta y digan qué van a hacer en esta: si van a estar del lado de los intereses concentrados, y ni siquiera van a leer la ley, o si se van a posicionar del lado del pueblo, para ver cuál es la mejor ley de comunicación audiovisual que podamos tener para que la Argentina tenga más democracia, tenga mas poder de decisión, y pueda mirar su futuro sin temor a la concentración, que es, por definición, contraria a la igualdad.

Decíamos al comienzo, que el problema principal de la Argentina es la desigualdad. En esta ley también estamos hablando de igualdad. En la igualdad para que me escuchen, en la igualdad para que cada uno pueda ser su sombra en la tierra.

Corremos este 28 de Junio un riesgo muy grande, y no quiero hacer historia si estuvo bien si adelantar o atrasar. Pero yo recuerdo que enviamos en el 2004 un proyecto de ley para que se concentrara la convocatoria en el Poder Ejecutivo y para que se hiciera en una época del año: en Octubre. Esa norma, no por casualidad, no hemos pedido que se cambie, lo que pasa es que para actuar bien esa norma, necesita la concurrencia de dos voluntades: la voluntad de la Presidenta de la Nación, y la voluntad de los Ejecutivos provinciales. ¿Qué es lo que esta ocurriendo en la Argentina?: por una gran manipulación de los datos, incluso donde no se hablaba con corrección de los propios resultados electorales, había quienes intentaban dirimir sus cuestiones en elecciones anticipadas, y pareciera que para algunos, esto estaba bien. Que lo haga el Sr. Binner, de Santa Fe, está bien; que lo haga el señor Macri en la Capital Federal, está bien; pero si la Presidenta lo hace para que concentremos las actividades electorales de aquí al 28 de Junio, está mal. Aquí hay algún problema: o no se esta evaluando con la misma vara, o tienen una intención oculta. Lo cierto es que la unificación de las elecciones lo que nos va a permitir tener en tiempo propio una respuesta del pueblo, de la ciudadanía, para que después, todos los políticos se pongan a ver cómo pueden ayudar a solucionar la crisis económica.

Este ha querido dar vuelta estos conceptos, que si era tan grave la situación, por qué no lo pensaron antes; no es así: es, concentremos las actividades electorales hasta el 28 de Junio y después dediquemos a que la Argentina no la afecte la crisis internacional, que es mucho mas profundo que los propios medios están indicando.

Yo digo que corremos un gran riesgo el 28 de Junio, ¿Por qué? Porque muchos pueden creer que las elecciones del 28 de Junio son un problema de Cristina, otros pueden creer que es un problema de Cristina y Néstor; el mas generoso puede decir de Cristina, Néstor y un pequeño grupo que toma las decisiones. En realidad, esto no es un problema ni siquiera del gobierno, este es un problema de todos, porque en estos años hemos venido haciendo cosas y todas esas cosas que hicimos estos años se deciden este 28 de Junio.

Cuando nosotros dimos el puntapié inicial para que se desmantelara el muro de la impunidad en Argentina, no estábamos pensando en este 28 de Junio. Pero estábamos pensando que en la Argentina no era posible sin memoria, sin juicio, y sin castigo. Pero no cualquier castigo, porque al “chicato Mozé” lo castigaron, a mí me castigaron, sin juicios, como demandan ellos: un juicio justo para quienes no han tenido la altura humana para oponerse al genocidio y han sido parte de él y lo han llevado a cabo, hasta el último, porque acá se nos va una cuestión cultural muy grave: la Argentina no va a crecer, la Argentina no va a cambiar su cultura, si no nos preocupamos en que este juicio sea conforme al debido proceso, y que este castigo provenga de los jueces .

No sirve de nada que nosotros los condenemos si no hay jueces argentinos que condenen a los represores. Yo debo decir que en el último año, el momento mas feliz, fue cuando yo supe que yo estaba en libertad y Luciano Benjamín Menéndez pasaba su primera noche preso en Bower. Y les digo mi compromiso con esta causa, que excede a quienes llevaron su lucha como Madres, Abuelas, Organizaciones de DDHH, es mucho mas grande e incluso, que el gobierno que puso puntapié para abolir las leyes de impunidad.

Es una cuestión de toda la sociedad argentina que está decidiendo que tipo de país va a vivir conforme a la Constitución y a las leyes: o va a seguir solucionando sus problemas, o va a olvidar los tremendos y atroces crímenes que la Dictadura cometió.

En esto yo en todo caso puedo tener personalmente la mejor predisposición a la reconciliación en la Argentina, pero quién se reconcilia en nombre de los 30 mil desaparecidos que esta patria tuvo? Y en nombre de los que ya sufrieron el castigo de una pena de muerte que nadie quería, nadie. Esa es la respuesta, por eso solo las autoridades, es la justicia argentina la que tiene que dar por lo menos la reparación con el castigo a quienes cometieron estos crímenes. Yo no me siento dueño de ningún perdón para darlo, que los perdone la justicia si fueron inocentes, o los castigue si fueron culpables. Yo, de un hecho saco una anécdota: cuando arreciaba la oposición al gobierno, cuando se discutía la 125, D`Elía concurrió a la Plaza de Mayo a defender al gobierno. Y hubo una persona, al lado de él, que lo provocó, lo provocó. Esa persona después apareció llevándole un bolso a un represor en Gualeguaychú.

No hay casualidades. Yo les digo muchos de los que hablan de votar en contra del gobierno de Cristina, de votar en contra del gobierno nacional, tienen la secreta esperanza de que después venga un gobierno que permita borrar los juicios que están realizándose a los represores. Hay mucho componente de revancha en esa gente, con otras banderas, con otras palabras. Es debilitar este proceso popular del pueblo argentino.

Entonces, como yo no quiero extenderme más, para que no me pase como en Caleta Olivia, que hablaba ante un montón de compañeros, y el compañero del bombo, cada vez que podía, me decía: “redondeá, Zannini”. Como no quiero que me pase eso, quiero ir terminando: resumo: nadie se crea que esta elección del 28 de Junio está el futuro de Cristina Fernández de Kirchner, o su gobierno, nadie se crea que se juega ningún interés que no sea el del pueblo argentino, es lo que lo nacional y popular va a tener cabida o no va a tener cabida. Se juegan muchas más cosas, el que crea que pueda sacarle el cuerpo a la responsabilidad, e ir alegremente a estas elecciones pensando que no se juega su historia, se equivoca, porque no vienen por el gobierno muchachos, vienen “por todos nosotros”, vienen “por todos nosotros”. Entonces, de última, Néstor Carlos Kirchner fue intendente de Río Gallegos, Gobernador de Santa Cruz, Presidente de la Nación Argentina, completó período de inútiles que habían estado antes, y ahora quieren volver como si no tuvieran ninguna responsabilidad. Cristina ya fue diputado provincial, diputada nacional, senadora nacional por dos veces, Presidenta de la Nación Argentina. De última, los que menos pueden llegar a perder son Néstor y Cristina, es el proceso latinoamericano, es el pueblo latinoamericano, es el pueblo argentino, son los humildes de toda la patria, son los que no tienen trabajo todavía, son los que teniéndolo quieren luchar por un mejor ingreso, son los que tomando una empresa cerrada la acaban de reabrir.

Son los que tienen algún interés en que se desarrolle la industria aeronáutica en la Ciudad de Córdoba, en el Área Material Córdoba, en la vieja Área Material Córdoba, son los que quieren Aerolíneas Argentinas, son todos esos, la gran masa que nosotros tenemos que convocar para llegar al 28 de Junio y permanecer victoriosos.

Ahí se va jugando la fortaleza de un gobierno popular que no tiene que parar ahora. Justamente, cuando el mundo ha virado y viene demostrando que los ideales nuestros eran los ideales que tenían las de triunfar, que tenían las de ganar, los ideales que se oponían se han caído estrepitosamente y están llevándose atrás al mundo.

Por eso creo que Córdoba tiene una gran obligación para este 28 de Junio. Es poder armar algo que exprese a esa “Córdoba docta, a esa Córdoba progresista, a esa Córdoba “discutidora”, a esa Córdoba “diversa”, a esa Córdoba “plural” que yo conocí para llevar gente que pueda defender estas ideas. .

Yo no me crié con el “chicato” Mozé, yo no fui al Seminario con el “chicato” Mozé, yo no compartí tribuna con el “chicato” Mozé, pero aprendí de él, y en esta ocasión no me estaría pidiendo que baje las retenciones. Me estaría acompañando, para una vez más tener en alto nuestros ideales que a este Gobierno no hay que votarlo por lo que ya hizo, de todas maneras ya sabemos lo que es capaz Cristina, sabemos lo que es capaz Néstor, a este gobierno tenemos que votarlo por el futuro, por las cosas que todavía tienen que hacer .

Si se le animaron a las AFJP, si se animó a todos hasta ahora, se va a animar a la construcción del futuro a quien se ponga delante porque lleva política de defender los que menos tienen en la Argentina, de defender una Revolución en paz, para que podamos todos vivir mejor y no un grupo que concentre la economía, sino que todos podamos vivir mejor con solidaridad, con justicia social y defendiendo los intereses del gobierno nacional y popular.

MUCHAS GRACIAS- LOS ABRAZO Y LOS QUIERO MUCHO”.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios: