jueves, 15 de enero de 2009

Cabandié: Una oposición con visión de corto plazo

ELArgentino
imprimir

por Juan Cabandié

Una oposición con visión de corto plazo

14-01-09 / Esta irresponsabilidad nos lleva a pensar en otro concepto, que es el del oportunismo.

Cabe recordar, antes de seguir avanzando con diferentes apreciaciones, algunos conceptos que se encuentran en cualquier diccionario de Ciencia Política a la hora de describir a la oposición. Primero, este sector político se identifica con los grupos que han perdido las elecciones, es decir, no fueron votados por la mayoría de los ciudadanos.
A su vez, puede pensarse que la forma más elaborada y efectiva de oposición es la de los partidos políticos en los Estados democráticos, ya que la oposición no pretende la destrucción del Estado sino exclusivamente su reforma en función de otros principios. O lo que puede llegar a perseguir es formar el gobierno, es decir, nombrar a los funcionarios públicos que lo dirigen.
Asimismo, entre sus funciones se cuenta el límite y el control al poder de la mayoría, que se pueden dar en el plano formal –vía la actividad legislativa– o en el plano sustancial, con la defensa de los derechos de las minorías disidentes y de la alternativa política de poder.
Ahora bien, si nos atenemos a estos conceptos el rol de la oposición en la Argentina aparece como agresivo, irresponsable y sin ningún tipo de proyecto alternativo, con partidos políticos endebles, que buscan llevar adelante alianzas sin ningún tipo de fundamento sólido. Lo que es aún peor, dicha oposición parece haberse envalentonado en un momento tan delicado como es el actual, en el que impera una crisis internacional que no tiene casi precedentes.
Y esta irresponsabilidad nos lleva a pensar, en otro concepto, que es el del oportunismo, si lo entendemos como la mera búsqueda de beneficios personales sin ninguna consideración por los principios ideales y morales, guiando su actividad política sólo por la adquisición de ventajas exclusivamente personales. Y detrás de este oportunismo de algunos se ve la sombra de los grupos de poder más retrógrados de nuestro país, que están declinando. Son estos grupos los que buscan que nada cambie en la Argentina y que sus intereses, los de unos pocos, se mantengan inamovibles.
Es por esto que ir de recorrida de manera unipersonal por los medios de comunicación descalificando cada acción que realice este gobierno de manera virulenta e irrespetuosa, no es el camino que necesitamos para avanzar en la conformación de un sistema de partidos sólidos que permita lograr una posible alternancia seria, que se base en políticas de Estado y que conlleve a mayores niveles de institucionalización.
Mientras desde el Gobierno se está llevando adelante un proceso que busca darle mayor calidad al Estado, desde la oposición no se asume el papel responsable de formar parte de este proceso.
No es éste el lugar para hacer un balance de todos los hechos positivos que se produjeron durante el gobierno de Néstor Kirchner y que continúan con la actual presidencia de Cristina Fernández, pero sí se pueden resaltar algunas cuestiones:

La constitución de una Corte Suprema de Justicia que goza de un reconocimiento generalizado.

Una fuerte quita de la deuda externa y el alargamiento de plazos.

La recuperación del prestigio del Parlamento.

El crecimiento de puestos de trabajo, calculados en alrededor de tres millones.

Un fuerte desarrollo industrial con un proceso de inversión basado en el ahorro interno.

La existencia de superávit fiscal.

Alcanzar el más alto nivel de reservas.

Un crecimiento sostenido del total de exportaciones (conflicto del campo incluido)

La universalización del beneficio jubilatorio.

El emprendimiento de un programa de obras públicas de gran magnitud.

Definitivamente, el papel que hoy juega la oposición es errado y tiene una visión de corto plazo, que no genera ningún tipo de opción seria al gobierno actual. Además no presenta objetivos claros y definitivamente no colabora en la conformación de un bloque interno que permita a nuestro país enfrentar el difícil e imprevisible panorama internacional que se nos presenta.



Url: http://www.elargentino.com/Content.aspx?Id=24307
imprimir
ElArgentino.com - © Copyright 2008. Todos los derechos reservados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios: