DESMALVINIZACIÓN

Ahora, como ya lo pretendieron hacer con Malvinas, pretenden "desubmarinizarnos" . No lo permitamos y preguntemos por siempre ¿Adonde están los 44?

domingo, 4 de enero de 2009

Schiaretti se aleja de los K

DOM 4 ENE | 13:09

Schiaretti toma distancia de los K y pergeña su estrategia electoral

Considera que no recibirá fondos nacionales para obras. Cree que está mejor posicionado que los Kirchner.

Pese a que insiste en que recién en mayo resolverá el tema de las candidaturas del peronismo cordobés, el gobernador Juan Schiaretti está decidido a tomar distancia de los Kirchner y ya comenzó a delinear su propia estrategia electoral para los comicios legislativos del año próximo. Buscará "provincializar" el debate, defendiendo su gobierno, evitando la discusión por la gestión del Gobierno nacional.


Esta decisión se opone al plan que tiene el jefe del PJ nacional, Néstor Kirchner, quien intenta "nacionalizar" la elección, en respaldo de su esposa Cristina Fernández.


"Existe una relación institucional correcta con la Nación, pero tenemos un criterio autónomo e independiente. Siempre estarán primero los intereses de Córdoba". Es la frase que se le escuchó al gobernador en los últimos días del año pasado y que repetirá en este verano. No se tomará vacaciones y se lo verá recorriendo la provincia como político en campaña.


No romperá lanzas con la Rosada ni se convertirá en antikirchnerista como le sugirió su antecesor José Manuel de la Sota. Pero, Schiaretti está convencido de que sólo recibirá de la Nación lo "mínimo" e "indispensable" para que su gobierno no sufra sofocones.


Descuenta que no habrá fondos federales para obras que luzcan su gestión, como alguna vez soñó el gobernador cuando se sentó en la poltrona que le dejó De la Sota. "Los Kirchner pondrán todos los recursos en la provincia de Buenos Aires, el norte y el sur del país, donde está su base electoral. En la pampa gringa saben que no tienen retorno", fue una de las sentencias del mandatario provincial, entre sus íntimos, luego de algunos contactos con ministros nacionales que le tradujeron el pensamiento y la estrategia electoral de Néstor Kirchner.


El anuncio de la venta de bienes del Estado para hacer obra pública, especialmente en la ciudad de Córdoba, se enmarca en este contexto de "arreglarse con lo que se tiene", sin depender del grifo de los recursos federales.


En realidad, existe una dependencia financiera con la Nación. Aunque Schiaretti cree que los Kirchner cumplirán con los convenios firmados. Córdoba recibirá el año próximo 790 millones de pesos por el déficit de la Caja de Jubilaciones y aspira a refinanciar otros 750 millones de pesos de vencimientos de la deuda provincial.


Sobre la deuda de más de mil millones de pesos que la Provincia le reclama a la Nación por el déficit de la Caja, correspondiente al período 2002-2007, la definición vendrá de acuerdo a la marcha de la economía y el escenario político. "Si podemos conseguir algo de fondos, mejor. De lo contrario, recurrimos a la Corte Suprema y sumaremos réditos políticos por enfrentar a los K", razonó un funcionario schiarettista que conoce al detalle la relación entre el Gobierno provincial y la Nación.


Estilo K. La lectura del dirigente cercano a Schiaretti parece muy optimista, teniendo en cuenta el particular estilo de Kirchner, quien sostiene su pragmática dicotomía amigo/enemigo para conducir los hilos del poder. Será difícil sostener una relación "institucional correcta" con la Rosada si Córdoba recurre a la vía judicial para reclamar fondos.


Schiaretti conoce esta realidad y utilizará este argumento para alimentar su estrategia de supuesta "autonomía" de los K, pero no pegará un portazo. En setiembre del año pasado quedó al borde de no poder pagar los sueldos a los agentes públicos y allí comprobó que su gestión es inviable si no recibe oxígeno financiero de la Nación.


En este panorama, los hombres del gobernador parten del sentido común para afirmar que hoy, más allá de la diferencias, hay cuestiones que atan inevitablemente a Schiaretti y al matrimonio K. "Los Kirchner impulsarán una lista propia con (Daniel) Giacomino, pero saben que dependen del PJ para zafar en Córdoba. No nos convertiremos en kirchneristas, pero tampoco los vamos a putear. No tienen otra salida que soportarnos y nosotros tampoco tenemos otra alternativa que llevarnos más o menos bien con ellos", graficó un dirigente peronista que es escuchado por el gobernador.


En materia de obra pública, Schiaretti tiene expectativas de recibir aportes del Gobierno nacional para viviendas y la construcción de las autovías Córdoba-Río Cuarto y Córdoba-San Francisco, proyectos que impulsa el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido. Aunque de concretarse, el gobernador espera sacar algún rédito político.


Las viviendas serán parte del plan de obras que lanzó la Nación con fondos de la Anses. La construcción de casas es uno de los motores principales a los que piensan recurrir los K para morigerar los efectos del estancamiento de la economía. En ese contexto, el gobernador considera que Córdoba recibirá alrededor de cinco mil viviendas por año en los próximos tres años.


A Schiaretti y Kirchner nunca los unió el afecto personal ni las ideas políticas. El ex presidente aún le reprocha no haber aceptado encabezar la lista de diputados nacionales en el año 2005 por el PJ cordobés. Quienes conocen y frecuentan al santacruceño dicen que jamás le perdonó a Schiaretti aquel desaire.


La desconfianza mutua produjo constantes vaivenes en la relación política. Hoy, Schiaretti parece alejarse de la Casa Rosada, aunque nadie se anima a pronosticar qué pasará en los próximos meses. En este panorama, el gobernador delinea su propia estrategia, opuesta a la de los K.


Lo que quiere vender


Joyas del Estado. Aunque el proyecto será enviado a la Legislatura en los primeros días de febrero, según el plan que anticipó el gobernador Juan Schiaretti, el Gobierno provincial aspira a vender los valiosos terrenos donde están la Casa de Gobierno (foto) y el Palacio Pizzurno. En este último edificio hoy funcionan los ministerios de Desarrollo Social y Salud.


Canje. La administración schiarettista también pretende canjear con desarrollistas inmobiliarios los edificios donde funcionan las comisarías del centro de la Capital y las de los barrios. También se pondrán en venta otros costosos terrenos que pertenecen a organismos de seguridad, como la sede de la Guardia de Infantería (frente al Hospital de Urgencias); el campo de entrenamiento del Eter (en Villa Belgrano) y el actual Cuartel de Bomberos (Duarte Quirós y Mariano Moreno).


Lo que quiere construir


Centro Cívico. La construcción de un Centro Cívico, en los predios del ferrocarril Mitre, que aglutine a todas las dependencias de la administración central, es una de las obras principales que piensa encarar el Gobierno provincial, con lo producido por la venta de los bienes del Estado. La nueva sede del Gobierno podría albergar a más de cinco mil empleados públicos. En el lugar, también se construirán salas de convenciones.


Nueva Terminal. El plan oficial incluye la construcción de otra terminal de ómnibus. En este caso hay un proyecto privado presentado por el empresario Euclides Bugliotti, pero la Provincia se haría cargo de construir un nuevo puente. El Gobierno provincial dice que mejorará el centro de la ciudad de Córdoba. "Es hora de devolverle el brillo a la ciudad", dijo Ricardo Sosa, secretario General de la Gobernación.

Certifica.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios: