DESMALVINIZACIÓN

Ahora, como ya lo pretendieron hacer con Malvinas, pretenden "desubmarinizarnos" . No lo permitamos y preguntemos por siempre ¿Adonde están los 44?

domingo, 18 de enero de 2015

DE LA SOTA DULCE Y SUAVE CON EL GOBIERNO, PRONTO SERA CASTIGADO POR LOS MEDIOS DE LA CORPO.

El gobernador cordobés habló con Tiempo Argentino y se refirió a Macri y Massa. "Massa es un neokirchneristas y Macri está verde", tiró De la Sota. Además aseguró que se ve en una segunda vuelta con Scioli para definir la presidencia.


El gobernador De la Sota llevó su campaña de precandidato presidencial a la Costa Atlántica. Allí desplegó camionetas, carteles y remeras con la imagen que muestra en blanco el contorno de su cara y su cabello sobre un fondo violeta, con la sigla DLS 2015.
Además, en una entrevista con Tiempo Argentino, se refirió a las posibles alianzas, a las políticas kirchneristas y a sus expectativas de cara a las elecciones presidenciales 2015.
–¿Por qué la oposición no logra ponerse de acuerdo para reunir fuerzas?
–Yo no busco reunir fuerzas, no soy de los que creen que hay que estar en contra de algo, creo que hay que estar a favor de algo. Por eso voy a ser un presidente de la conciliación. Voy a tratar de sentar en la mesa a los kirchneristas y a los antikirchneristas, porque la patria es de todos.
 –¿Y cómo va hacer para llegar a esa presidencia?
–Con el apoyo de la gente.
–¿No evalúa la posibilidad de un acuerdo con Massa o Macri?
–No. Si tuviera coincidencias con alguno de ellos, los estaría apoyando. Han dicho que querían ser presidentes mucho antes que yo.
 –¿Y qué los diferencia?
–Mucho. Massa es un tipo muy simpático, muy agradable y tengo una buena relación personal con él, pero creo que todo su equipo es neokirchnerista: han sido parte del gobierno y tuvieron la oportunidad de demostrar lo que pueden hacer. Que hoy aparezcan como arrepentidos es otra cosa. Y Macri está verde, no quiere decir que el día de mañana no llegue, pero no es lo mismo poner bicicletas y globos en las plazas que gobernar la Argentina.
–¿No va a buscar apoyos en otros espacios del peronismo?
–Tengo mucha más historia en el peronismo que todos los que están hoy conduciendo el partido que, como dicen los franceses, muchos son parvenu, "recién llegados". A mí no me molesta. Recuerdo que varios criticaban cuando llegó (Daniel) Scioli, y yo decía que, enhorabuena, personas que no vienen de la política, pero que manifiestan tener una vocación de servicio al país, se incorporen. Tengo una mentalidad abierta, pero hoy quienes conducen el PJ no brindan un espacio para el debate de ideas. El partido se transformó en seguidista del gobierno, y yo, que he perdido muchas veces, sé que los seguidistas no sirven para nada. Son los que primero abandonan el barco cuando hay problemas.
–Las encuestas muestran a Scioli, Massa y Macri en un pelotón separado del resto de los precandidatos. ¿Cómo va a hacer para alcanzarlos?
–Va a haber sorpresas. En la segunda vuelta vamos a estar Scioli y yo.
–¿En la segunda vuelta?
–Sí.
–Ah, se tiene fe. ¿Eso es fruto de los sondeos y de su percepción?
–Vamos creciendo muy bien, recién empezamos y la gente está sabiendo que queremos llegar a la presidencia, y que planteamos lo que las personas están queriendo escuchar: elegir un país más que un candidato. Cuando los candidatos llegan a poder los dos primeros años se la pasan criticando al que estuvo, y los dos segundos, haciendo demagogia para que los reelijan. Yo quiero ser un presidente de sólo cuatro años y que no pierda tiempo en criticar a los que hoy están. Además, quiero aprovechar las cosas buenas que pueda hacer el gobierno. En estos días, vi al ministro de Ciencia y Tecnología (NdR: Lino Barañao) en el hotel donde estoy. Lo saludé y le dije que elogio permanentemente lo que hizo. No planteo que todo es malo, no soy un opositor tonto.
–¿No tiene problemas en elogiar eso que le parece que está bien del kirchnerismo?
–Por supuesto. Si soy presidente voy a duplicar la AUH, porque el costo presupuestario que tiene es mínimo y lo que ayuda es muchísimo. Garantiza que tengamos pibes con capacidad de aprender, no es un programa clientelista, no lo manejan los punteros.
Fuente: Tiempo Argentino

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios: