DESMALVINIZACIÓN

Ahora, como ya lo pretendieron hacer con Malvinas, pretenden "desubmarinizarnos" . No lo permitamos y preguntemos por siempre ¿Adonde están los 44?

lunes, 17 de noviembre de 2014

SCIOLI CON ACCASTELLO, CAPITANICH CON EL FORO DE INTENDENTES, DE LA SOTA PONDRÍA LA FECHA PARA LAS PROVINCIALES JUNTO CON LAS NACIONALES

Avatares,  de la Mañana de Córdoba



La visita de Daniel Scioli a Villa María fue contundente en relación al respaldo a Eduardo Accastello para que sea su candidato a gobernador en Córdoba, mientras que minimizó las chances con José Manuel de la Sota, de quien dijo que tenía un discurso muy “apocalíptico” que no comparte, mientras con Juan Schiaretti dijo tener buen diálogo.

Al levantarle la mano al villamariense, Scioli sacudió el tablero cordobés. En los corrillos armados alrededor del bonaerense, aseguraron que el precandidato presidencial para 2015 le dejó un “trabajito” a Accastello, y que consiste que “en los próximos 90 días” (es decir para marzo a más tardar) deberá definir los candidatos a intendente que apoyarán al “sciolismo” en toda la provincia, incluida la Capital”. El espaldarazo que recibió Accastello no cayó bien en el “delasotismo” y mucho menos en el “schiarettismo” contaron algunos dirigentes que mantienen charlas con la gente del “Gringo”. “En la semana tuvo Schiaretti tres malas noticias, lo de Scioli con Accastello, la decisión de Martín Llaryora de pedir Paso mientras, por ahora, descartan que se vaya con Sergio Massa, y la foto de Olga Riutort con el titular del Frente Renovador”, aseguraron.

Capitanich con el Foro de UyO
El Foro de Intendentes Unidos y Organizados, liderados bajo la presidencia de Gabriel Fernández, intendente de Viamonte, estuvo reunido el sábado con Jorge Capitanich, en lo que sería el comienzo de las alineaciones con vistas al 2015. Allí los intendentes proclamaron la candidatura de Eduardo Accastello a la gobernación, bajo un paradigma de amplio espectro que incluya el colectivo peronistas (aquellos heridos y excluidos por De la Sota) y sumando a todos los vecinalistas, independientes y algunos radicales desencantados. Dijeron también que Accastello «se dio cuenta que a todos nosotros, peronistas y los que no lo son nos importa la gente» ...mientras que al Gallego y al Gringo eso no les importa. El “Coqui” dejó a todos encantados con su humildad y su inteligencia que le permite recitar de memoria «sin repetir y sin soplar» las cifras de lo que se le presente delante. En la reunión privada con los más de 50 intendentes de toda la provincia (entre ellos el de Villa Dolores) le pidieron de frente y sin anestesia ayuda para aguinaldos, el reciclado de basurales abiertos y que los atiendan en Planificación Federal (donde la gente de Julio De Vido parece que no les levantaría el teléfono). 

Alessio, ¿candidato K?
Luego de alejarse del Frente Cívico, disconforme con la decisión del senador Luis Juez de aliarse con el PRO de Mauricio Macri y eventualmente con la UCR, el exsacerdote Nicolás Alessio está trabajando a full con el kircherismo cordobés. Alessio, quien fuera durante años el párroco de la iglesia de San Cayetano de barrio Altamira de esta ciudad, siempre integró el sector “más progre” del juecismo, y de hecho nunca ocultó sus simpatías para con el “proyecto nacional y popular” del Gobierno nacional. De hecho, Alessio fue sancionando por la Iglesia de Córdoba y retirado de su parroquia por su posición a favor del matrimonio igualitario sancionado durante el primer gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. Ahora, parece que el amor se consumó. En los últimos días, Alessio admitió ante algunas personas de su confianza que podría lanzarse como candidato a intendente de la ciudad de Córdoba por el Frente para la Victoria, lo que lo que convertiría en contrincante directo del exintendente Daniel Giacomino, quien ya anunció que intentará repetir su gestión en el Palacio 6 de Julio. 

Navarro, ¿presidenta?
Tras la polémica que se suscitó en organismos de Derechos Humanos de Córdoba, y en el edificio de Tribunales Federales ante la más que probable designación de la actual secretaria penal del Juzgado Federal Nº 1, Liliana Navarro, como miembro de la Cámara Federal de Apelaciones de Córdoba, las sorpresas no se terminan. Según trascendió de fuentes muy cercanas a la funcionaria judicial, que además conocen el “paño judicial”, Navarro llegaría a la Cámara con la intención y el mandato de convertirse en la presidenta del cuerpo colegiado. Actualmente, y desde hace muchos períodos, el presidente de la Cámara es el juez Luis Roberto Rueda “No sólo va a ser jueza, va a ser la presidenta de la Cámara”, aseguró un operador judicial enojado por las objeciones de que fue objeto la secretaria penal. Como informó este diario, el pliego de Navarro fue impugnado en la comisión de Acuerdos del Senado por dos abogadas de la matrícula. El miércoles 19, a las 10, se realizará la audiencia en la comisión de Acuerdos, de donde saldrá un dictamen sobre las designaciones de Navarro, Graciela Montesi y Eduardo Ávalos para la Cámara Federal.

Punto y banca
Luego de haber lanzado -a modo de ensayo- varias fechas alternativas para las elecciones de gobernador (en mayo y en agosto), en el Centro Cívico dicen ahora que José Manuel de la Sota convocará a elegir sus sucesor en la misma fecha de los comicios nacionales, es decir, el 25 de octubre de 2015. El cambio implica una confirmación de la candidatura presidencial del gobernador de Córdoba, y apunta a la vieja estrategia de que un tramo traccione votos a favor de otro. La idea de que De la Sota no se bajará de su candidatura presidencial es sostenida hasta el hartazgo por los voceros del mandatario. Bajo la hipótesis de que el kirchnerismo no es peronismo, afirman en el comando de campaña de De la Sota que Daniel Scioli solo recogerá el voto K, dejando huérfano a todo un universo PJ, que tampoco se iría con Sergio Massa, a quien ven peleando por el mismo electorado de Mauricio Macri. “Hay un PJ por fuera del kirchnerismo que De la Sota va a liderar”, se entusiasman, sin pruebas empíricas de la afirmación. En relación a que según las encuestas, hoy el gobernador no tiene chances presidenciales, recuerdan los delasotistas la experiencia de las internas Menem-Cafiero, donde todo el peronismo daba por descontado el triunfo del segundo, pero finalmente el riojano pasó de punto a banca y llegó adonde llegó. 

De Loredo, de campaña 2.0
El actual legislador radical, Rodrigo De Loredo, no oficializó aún sus intenciones para 2015 pero desde hace tiempo se lo ve recorriendo los barrios de Córdoba. En una especie de campaña 2.0, De Loredo cuenta que “desde hace tres años cada jueves y cada viernes recorro los barrios de la ciudad” y agrega: “170 barrios recorridos, 1.500 gestiones realizadas, 5.000 llamadas a las reparticiones públicas para seguir e insistir los trámites, cientos de soluciones logradas, 78 kilos de yerba; tres pares de zapatos y muchas ganas de mejorar Córdoba”. En la propaganda se lo ve con mate en mano hablando con vecinos. “Es todo un actor que hace política ingresando notas con reclamos a las distintas reparticiones municipales, y cuando la respuesta de la Municipalidad no llega pronto se despega diciendo que la gestión se hizo. Así es muy fácil”, se quejó un mestrista.
De radicales para Mestre
Este año es quizá, políticamente hablando, el de mayores polémicas para el intendente Ramón Mestre: enfrentó sospechas de corrupción que derivaron en denuncias judiciales y un cambio de medio Gabinete en medio de una crisis política, entre otros. Ahora, a días de que el jefe comunal recibiera la buena noticia de que pedirán su sobreseimiento en la causa por supuesta malversación de fondos en la que está imputado, un nuevo escándalo lo salpica muy de cerca. Su chofer personal protagonizó un incidente el fin de semana a la salida de un boliche a bordo de un auto oficial de la Municipalidad. Por todos estos episodios, el intendente recibe facturas de sus propios correligionarios no mestristas que, puertas adentro, lo critican duramente. En ese sentido, llamó la atención la crudeza con que un grupo de radicales de la seccional 14ª describe su apreciación de la gestión de Mestre en la tapa de un periódico mensual. En la edición de noviembre de la publicación Raíz Cívica aparece un dibujo donde se lo ve al propio intendente naufragando en una canoa con una valija de dinero; un río contaminado; una lápida con el apellido del exsecretario Privado municipal, Juan Pablo Ostanelli, y un ataúd con la leyenda “Cossar”, entre otros elementos. Deberá remar el intendente para superar los «deslices» de su entorno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios: