DESMALVINIZACIÓN

Ahora, como ya lo pretendieron hacer con Malvinas, pretenden "desubmarinizarnos" . No lo permitamos y preguntemos por siempre ¿Adonde están los 44?

lunes, 17 de noviembre de 2014

UNA ENCUESTITA DE LAS BUENAS: CLARA VENTAJA OFICIALISTA ANTE LA OPOSICION

pAGINA 12 EL PAIS › CLARA VENTAJA OFICIALISTA ANTE LA OPOSICION

Las bases del voto


El Partido Justicialista-Frente para la Victoria encabeza claramente la intención de voto por partido con casi el 35 por ciento de los sufragios, seguido por el PRO a considerable distancia, el Frente Renovador en tercer lugar y perdiendo espacio el frente Unen. La medición por fuerza política siempre muestra una base del voto, franjas de la población que tienen la camiseta puesta de ese partido. Cada marca –por llamarlas de alguna manera– cobra mayor o menor entidad de acuerdo al candidato. Dado que el PRO o el Frente Renovador son todavía marcas poco conocidas, la encuesta se hizo preguntando por el PRO de Mauricio Macri o el FR de Sergio Massa. Dentro del FpV, quien registra mejor intención de voto es Daniel Scioli, con Florencio Randazzo en segundo lugar: “Yo creo que al FpV le conviene tener unas PASO –sostiene Roberto Bacman, titular del Centro de Estudios de Opinión Pública (CEOP)–, porque todos los candidatos tienen votos para aportar. Tanto Scioli, como Randazzo, Sergio Urribarri, Agustín Rossi o Jorge Taiana. Sería muy importante para el FpV la competencia que tire hacia arriba la intención de voto”.

La intención de voto

La encuesta del CEOP buscó poner el acento en el voto por partido, teniendo en cuenta que una parte de los candidatos no están definidos e incluso todavía no está claro el cuadro de alianzas. De manera que la consultora preguntó a cada uno de los 1085 encuestados por qué partido votaría, leyéndole un listado en el que figuraban el PJ-FpV; el PRO de Macri, el Frente Renovador de Massa, el Frente Amplio Unen y el Frente de Izquierda.
Los resultados muestran el peso que tiene la marca Partido Justicialista-Frente para la Victoria, pero “más allá del nombre mismo, parece evidente que hay un núcleo duro que acompaña al peronismo y diría al oficialismo en cualquier circunstancia. ¿Cómo se amplía el porcentaje que hoy tienen los partidos? –se plantea Bacman–. Se amplía con la entidad que le dan los candidatos. Creo que eso es lo que pasó en 2007 y en 2011, con el plus que agregaba la candidatura de Cristina. El 54 por ciento fue un hecho excepcional. Diría que hasta influyó la muerte de Néstor. Pero no hay dudas de que los candidatos juegan su papel en el porcentaje final”.
Para Bacman “no puede dejar de verse que en una elección presidencial no existe el llamado voto ‘semáforo amarillo’. La persona puede estar enojada con un oficialismo porque hizo tal o cual cosa mal, pero no hará un voto-advertencia ni un voto para controlar más ni un voto para que se ponga límites. Se juega el gobierno y ahí no pesa el castigo, sino quién va a administrar. Por eso, la izquierda, que hizo una extraordinaria elección el año pasado, en la próxima la tendrá difícil: porque es una elección de un gobierno, de un modelo. Y ahí es donde creo que pesa el núcleo duro que tiene el peronismo”.
“El otro elemento que juega es la gobernabilidad –redondea el titular del CEOP–. El peronismo tiene una tradición de gobernabilidad, mientras que en la memoria colectiva están las dificultades que tuvieron otras fuerzas para terminar sus mandatos. La gente seguro piensa que la Alianza encarnó un modelo más democrático y más moderno. Es posible que consideren que los peronistas son incorregibles, como decía Jorge Luis Borges, pero también tienen en la cabeza esa tradición de gobernabilidad.”
En la encuesta del CEOP se ve claramente la base sociodemográfica con la que cuenta el FpV: los jóvenes, los sectores más humildes y también los que viven en ciudades chicas del interior del país. “Hay lugares de pocos recursos en los que Macri no cosecha hoy más del seis por ciento de los votos –analiza Bacman–. Su fuerte está en las grandes ciudades, pero sobre todo en la gente de mediana edad y de buenos recursos económicos. En esos sectores humildes, después del FpV está el Frente Renovador de Massa. Aun así, hay que decir que falta mucho todavía, pero que esa instalación de las marcas de los partidos, plantea una base. Atención que en nuestra encuesta el FpV tiene el 35 por ciento de los votos y que si se descartan los no sabe/no contesta, el porcentaje trepa al 40 por ciento. O sea que la posibilidad de ganar en primera vuelta está.”
“No tengo dudas de que la existencia de una competencia en las PASO del FpV sería muy buena para el oficialismo –concluye Bacman–. Hoy por hoy, Scioli tiene ventaja y Randazzo se ubica segundo. Pero si hay una competencia, Urribarri, Ro-ssi, Taiana o quienes se presenten van a llevar el voto hacia arriba. Es cierto que en el FpV no hay tradición de disputa electoral por las candidaturas, pero estoy convencido de que les aportaría sufragios de todos los candidatos que se están postulando.”
raulkollmann@hotmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios: