lunes, 29 de diciembre de 2014

POLÍTICA - ANUARIO 2014: Máximo Kirchner: "No hay apellidos milagrosos, hay proyectos políticos que son proyectos de vida y de país"


El discurso de Máximo Kirchner ante 40.000 militantes de La Cámpora en el estadio de Argentinos Juniors, fue su confirmación pública como dirigente político y líder de la agrupación juvenil kirchnerista más numerosa, y a la vez, la ratificación de que la emergencia de la participación política de los jóvenes, alentada desde 2003, es una realidad que se proyecta en el escenario nacional más allá de 2015.

En la política "no hay apellidos milagrosos, hay proyectos políticos que son proyectos de vida que tienen que ser un proyecto de país" sostuvo la tarde del 13 de septiembre el hijo de los dos últimos presidentes argentinos, en un discurso atravesado por la idea de su ratificación como emergente del colectivo juvenil que lo alentaba.

El dirigente, oriundo de Río Gallegos, ciudad santacruceña en la que vive, viene llevando a cabo desde hace varios años la tarea de construcción de una organización política que mostró crecimiento sostenido en los últimos tiempos.

En ese marco, la irrupción inesperada en la escena pública del hijo de Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner fue leída tanto en el oficialismo como en la oposición como una señal de continuidad del proyecto político que gobierna el país desde el 25 de mayo de 2003.

El primer discurso público de este militante formado en el camino de consolidación de la organización que empezó a forjar allá por 2005, con poca visibilidad personal, también conectó con la estirpe de los partidos tradicionales, inversa a la experiencia de las últimas décadas donde muchos dirigentes se referencian públicamente a partir de su exposición mediática, independientemente de su pertenencia a un espacio político.

El acto que cerró Máximo, de manera sorpresiva y acompañado por los integrantes de la mesa nacional de La Cámpora, recordó a aquel que se realizó en el estadio Luna Park cuatro años antes, el 14 de septiembre de 2010, bajo el lema "La juventud le habla a Néstor, Néstor le habla a la Juventud".

En ese encuentro quedó plasmada la fuerza juvenil que empezaba a delinearse como fuerza propia del espacio kirchnerista, y quedó instaurada esa fecha como inaugural, en la que la juventud se mostró de forma masiva como construcción colectiva que incluía a jóvenes referentes territoriales, de organismos de Derechos Humanos, de organizaciones sociales y sindicales y que se definía como kirchnerista, que respondía a Néstor y a Cristina.

En ese Luna Park estuvieron los dos: el ex presidente, que no pudo ser el orador del acto por estar recuperándose de una intervención quirúrgica, y la actual presidenta, que fue la principal oradora, con un llamado a los jóvenes "a transformarse en un multitudinario colectivo que recorra el país, que vaya ahí donde se necesita una mano, una ayuda solidaria", y destacando que "necesitamos volver a crear utopías, objetivos de vida, ayuda al prójimo, que nos lleven a todos a saber que no hay destinos personales individuales".

Cuatro años después, al retomar esa fecha como hito, La Cámpora plasmó la consolidación de su masividad en Argentinos Juniors con la aparición en la escena pública de Máximo, uno de sus fundadores, que deja expresada la convicción de garantizar la continuidad del proyecto político.

Bajo la consigna "Irreversible", después de las palabras de dos de los integrantes de la mesa nacional (Juan Cabandié y Mayra Mendoza), y de la presentación del secretario general Andrés "Cuervo" Larroque, el discurso de Máximo estuvo atravesado por esas líneas que había señalado Cristina en 2010 cuando esa juventud empezaba a cobrar ímpetu.

Máximo hizo hincapié en que su presencia se debía a que era parte de un proyecto en el que "hay pueblo, hay gente, hay amor, gente que equivocada o no, quiere seguir llevando adelante a este país", y por el que "muchos compañeros durante mucho tiempo, dieron la cara, pusieron el cuerpo, dieron todas las peleas".

El impacto político de aquel discurso en el masivo acto militante de Argentinos Juniors tuvo una nueva repercusión en los últimos días del año, cuando el "Cuervo" Larroque lo definió como la causa de los ataques mediáticos del grupo Clarín sobre la Presidenta y sobre el propio Máximo.

"El susodicho habló frente a 40.000 personas organizadas, marcando un punto de inflexión en el año político que se está cerrando y hay que alertar sobre lo que eso significa hacia el futuro", escribió el secretario general de La Cámpora en una nota publicada por el portal de Télam.

"¿Tal es el pavor que hoy les genera este proyecto político, el nivel de organización y la conciencia de nuestro pueblo que han decidido utilizar las armas no convencionales de sus dispositivos mediáticos y jurídicos con tanta anticipación por temor a enfrentar lo que pueda ser una ulterior contienda política?", se preguntó.

Tras advertir que "llama poderosamente la atención" la "acción preventiva respecto del futuro de Máximo Kirchner", Larroque concluye: "¿Tan grande es el temor? Evidentemente sí".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios: