lunes, 1 de diciembre de 2014

Una buena: Al diario la Nación y a los Republicanos del Tea Party, no les gusta el próximo embajador Yanqui

Quién es Noah Mamet, el candidato de Barack Obama para la embajada en la Argentina

El empresario californiano de 43 años recaudó más de 1,3 millones de dólares para la reelección del presidente estadouniense, con quien juega al golf y tiene diálogo directo


Erigido como uno de los principales recaudadores de fondos para la última campaña electoral del presidente Barack Obama cuando en 2012 buscaba la reelección, Noah Bryson Mamet, es un californiano de 43 años que trabaja con el partido demócrata desde los 20 y ahora busca ser el nuevo embajador de EE.UU. en la Argentina.



El diario The New York Times realizó un cuadro con los principales recaudadores de la última campaña electoral y Mamet figura con un aportante de más de 1,3 millones de dólares en el período 2011-2012.
Quienes lo apoyan como futuro embajador en la Argentina justifican ese logro gracias a ser un importante recaudador y fundamentalmente por el diálogo fluído que tiene con el presidente estadounidense, ya que juegan al golf juntos al menos tres veces por mes.
Quienes lo critican, aseguran que no habla español y que nunca conoció la Argentina. La oposición republicana y varios medios de comunicación fundamentalmente cuestionan que no está preparado para ese cargo en un país con tantos problemas internos y externos como el nuestro.
Ejemplo claro de ello fueron las recientes declaraciones dentro del Senado y a la prensa que realizó el legislador Marco Rubio que desaconsejó la elección de Noah Mamet como embajador de los Estados Unidos en Buenos Aires porque "hace falta alguien más capacitado" para esa difícil situación.
"Yo no me opongo a que existan embajadores políticos. Pueden funcionar muy bien en algunos destinos, pero no en la Argentina", dijo Rubio, y explicó su razonamiento en la convicción de que el país enfrenta un difícil escenario político y económico, con una "crisis potencial" a la vista, que hace aconsejable "alguien con más experiencia" para lidiar con la situación.
"La Argentina camina hacia una seria crisis económica, políticamente se inclina por un autoritarismo gubernamental cada vez mayor, presionan sobre la libertad de expresión y sobre los oponentes políticos", describió.

CARRERA DEMÓCRATA

Mamet inició su carrera política desde abajo: varios aseguran que fue chofer y hasta guardaespaldas en campañas para cargos legislativos. Trabajó en 1992 para la campaña presidencial de Bill Clinton y colaboró con Hillary Clinton en 2008 en su fracasado intento por quedarse con la candidatura a la presidencia. Pero en 2010 lo hizo activamente a favor de la reelección de Obama que se concretó en 2012.
Mamet fundó en 2004 la consultora política-económica Noha Mamet & Associates LLC, en Los Angeles. Además de ser uno de los recaudadores y financistas de la campaña electoral de Obama, integró Comité Nacional de Finanzas.
Mamet ya había sido director nacional de las finanzas para el ex líder demócrata de la Cámara, Richard Gephardt 1995-2003.
Ante la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado de los Estados Unidos, Mamet admitió que jamás tuvo "la oportunidad de estar en la Argentina". También dijo que su país "tiene más de 500 empresas en la Argentina, algunas con más de cien años en ese país, y es importante un embajador que llegue a las más altas autoridades argentinas para representarlas".
El perfil del candidato de Obama coincide en ese punto con el de Vilma Martinez, la última embajadora, quien tampoco pertenecía a la carrera diplomática, terreno al que llegó por su compromiso con la campaña demócrata y su empeño como recaudadora de fondos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios: