DESMALVINIZACIÓN

Ahora, como ya lo pretendieron hacer con Malvinas, pretenden "desubmarinizarnos" . No lo permitamos y preguntemos por siempre ¿Adonde están los 44?

domingo, 28 de diciembre de 2014

Síntesis de Pagina 12 sobre 11 Encuestas -El FVP puede ganar en Primera Vuelta. Scioli y Randazzo los únicos con chances

EL PANORAMA ELECTORAL SEGUN LOS PRINCIPALES ENCUESTADORES DEL PAIS

El año en que votamos

El kirchnerismo mantiene una delantera sólida y la única intriga es si podría hasta ganar en primera vuelta. Massa cierra un mal año, el PRO creció y el FA-Unen paga sus peleas. Las posibilidades de la izquierda.
Todos los consultores en campañas electorales evalúan que el Frente para la Victoria (FpV) podría ganar la elección de 2015 en primera vuelta. Algunos lo consideran altamente probable; otros, que es difícil pero no imposible. Están los que dicen que está muy cerca de imponerse sin ballottage y los que creen que tiene que conseguir votos de clase media para lograrlo. En ese marco, hay varios diagnósticos disímiles sobre qué hará la Presidenta, si apoyará a alguno de la candidatos del FpV o si dejará que las cosas se diriman en las PASO. En forma paralela hay coincidencia de todos los consultores en que el PRO avanzó fuerte en los últimos meses: algunos de ellos dicen que duplicó la intención de voto y la extensión a nivel nacional en este segundo semestre de 2014. También hay acuerdo de los encuestadores en que el Frente Renovador (FR) de Sergio Massa se estancó en el último período, aunque los consultores sostienen que sigue siendo competitivo. Los expertos en campañas electorales diagnostican, casi en forma unánime, que FA-Unen sufre un déficit de liderazgo nacional y eso lleva a que su electorado esté tironeado. No obstante, los consultores creen que puede lograr triunfos importantes en las provincias y un gran bloque de legisladores. Respecto de la izquierda, hay unanimidad en que no tiene chances en el terreno presidencial, pero puede retener e incluso ampliar su porcentaje de votos y su representación parlamentaria.
Las conclusiones surgen de la opinión de once de los más conocidos consultores a nivel nacional. Entre los consultados por Página/12 algunos trabajan para candidatos del oficialismo y otros para opositores. Está representada la más amplia gama de opiniones sobre cada una de las fuerzas que competirá en 2015 (ver aparte).
Manuel Mora y Araujo, titular de Mora y Araujo Comunicación, considera que “el oficialismo cuenta con probabilidades razonables de consagrar al próximo presidente. Sobre todo si el candidato es Daniel Scioli. Muchos sospechan que no es el que preferiría la Presidenta, pero no tengo información sobre la subjetividad de ella”.
“La mejor perspectiva del oficialismo es, creo, intentar ganar en primera vuelta y eso no parece descabellado en este momento –analiza Eduardo Fidanza, de Poliarquía–. En efecto, la suma del voto de los precandidatos del FpV se acerca hoy al 40 por ciento. con 10 de ventaja. La especulación es que se llegue a ese valor y que los resultados de la primaria se trasladen a la primera vuelta. Pero aún falta mucho, entre marzo y abril se verá si es una realidad o un deseo.”
“El último trabajo de nuestra consultora indica que el FpV tiene una intención de voto del 34 por ciento –anticipa Roberto Bacman, titular del Centro de Estudios de Opinión Pública–. Si se proyecta este valor, sin tener en cuenta indecisos, los que no van a votar y los votos en blanco, la cifra trepa hasta casi el 40 por ciento. Esa es la suma que conseguirían los distintos candidatos del FpV en las primarias y me parece que, por ahora, el candidato del oficialismo se elegirá en las PASO. Daniel Scioli es el más votado, con Florencio Randazzo alcanzando los 25 puntos. Los demás candidatos, Agustín Rossi, Sergio Urribarri, Julián Domínguez y Jorge Taiana, están en carrera.”
“El voto por el FpV tiene un piso relativamente estable y denso de aproximadamente un 30 por ciento –afirma Graciela Römer, de Römer y Asociados–. En este sentido es la fuerza política con el piso más alto pero también con el techo más bajo. Las posibilidades de crecer serán muy sensibles al contexto económico y también político. Es un voto pragmático que en ocasiones anteriores optó por el oficialismo por default. Ahora, el FpV requiere para crecer de volver a seducir a un sector de la clase media que hoy parece mirar hacia otros horizontes políticos con posibilidades de convertirse en alternativa de gobierno. Creo que Cristina dejará correr las distintas candidaturas y se inclinará al final por la que tenga más chances de ganar. Igual, no me imagino a CFK haciendo campaña por Scioli como lo hizo Lula con Dilma.”
Para Hugo Haime, al frente de Haime y Asociados, “el FpV tiene el desafío de vencer en primera vuelta, cosa que no resulta fácil. El 40 por ciento no es fácil de alcanzar, al menos por lo que veo en nuestras encuestas. El núcleo duro no garantiza ese porcentaje y tampoco veo los diez puntos de diferencia. El FpV necesita ampliarse para tener chances ganadoras. Si en lo económico el próximo año es similar a éste, alcanzará para un final digno, pero no para descorchar champagne”.
“El FpV alcanza hoy el 36 por ciento de intención de voto nacional –afirma Analía Del Franco, titular de Analogías–. Hay buena evaluación de la Presidenta y de la gestión. La presencia de varios precandidatos del FpV genera la energía necesaria para disputar poder. Yo creo que a Cristina no le convendría, estratégicamente, tomar posición respecto de los candidatos en el corto plazo.”
Enrique Zuleta Puceiro, al frente de Opinión Pública, Servicios y Mercados (OPSM), tiene una mala evaluación del gobierno, pero aún así dice que tiene buenas perspectivas electorales. “El panorama electoral del oficialismo es positivo. A pesar de que debe asumir el pasivo de un gobierno cuestionado en casi todas las políticas fundamentales y que cuenta con un rechazo del 70 por ciento en casi todos los aspectos de su actual política económica, tiene al candidato más completo y mejor perfilado. Daniel Scioli recoge el acuerdo de casi todos los gobernadores e intendentes importantes del país así como del sindicalismo. En una eventual PASO, Scioli duplica a Randazzo.”
“La perspectiva electoral del FpV es óptima –sostiene Artemio López, cabeza de la consultora Equis–. Hay que considerar que la Presidenta y líder de la fuerza es hoy la figura política más popular del país, con una imagen positiva del 45 por ciento que empalma con su poder electoral. De ser posible su candidatura, llevaría al oficialismo al triunfo en primera vuelta. La clave es observar cómo la popularidad y caudal electoral de Cristina se traslada al candidato que compita por el oficialismo en 2015, situación que es hoy un dilema que está lejos de resolverse, ya que ningún candidato logra atrapar siquiera el 50 por ciento del caudal electoral que tendría la Presidenta.”
Ricardo Rouvier, de Rouvier y Asociados, cree que “la perspectiva electoral del oficialismo se encuentra frente al dilema de contar con un candidato que sea igual o cercano a los fundadores: Néstor y Cristina; y un candidato que presente algunas diferencias, aunque sea de imagen, pero pueda tener votos independientes que lo aproximen a la posibilidad de victoria. Esto último, por el momento, lo expresa mejor Daniel Scioli. No sé cuál decisión tomará la Presidenta, pero sin duda será clave para el futuro del kirchnerismo. Pero entiendo que lo mejor para la competencia de octubre es que rivalicen varios, y que puedan recoger votos de las diversas preferencias del arco kirchnerista/peronista”.
“El kirchnerismo termina el año dotado de mayor competitividad de la prevista por muchos análisis tras las elecciones de 2013 –redondea Ignacio Ramírez, al frente de Ibarómetro–. Conserva un umbral, un apoyo relativamente alto y, sobre todo, estable en virtud de haber fidelizado un núcleo significativo de adhesiones. Asimismo, CFK continua siendo el actor político de mayor centralidad en el escenario, lo cual ha obligado a revisar la tesis del pato rengo según la cual los mandatarios en los metros finales de sus gobiernos pierden poder y protagonismo. Al mismo tiempo, en la sociedad parecieran estar equilibrados los deseos de cambio y continuidad, con lo cual se perfila un paisaje electoral abierto y competitivo.”
“Contra las predicciones de principios de 2014, el FpV tiene una fuerza electoral considerable aun luego de tres períodos de gobierno –afirma Carlos De Angelis, titular del Centro de Opinión Pública de la Facultad de Sociales de la UBA–. CFK adoptará una tesitura pragmática, buscando fortalecer candidaturas alternativas a la de Scioli, para disponer del tablero de comando que le permita disponer de las listas electorales.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios: